You are here

La desembocadura del Miñor, una cloaca al aire libre

La desembocadura del río Miñor, una joya de la naturaleza incluida en la red Natura, se ha convertido durante años en una cloaca al aire libre que impide la comercialización de sus mariscos, debido a sus altísimos niveles de bacterias fecales, muy por encima de los tolerados por la legislación. El estudio encargado por la Asociación Salvemos Monteferro, con el apoyo logístico de la Cofradia de Baiona y la financiación del Ayuntamiento de Baiona, pone cifras a este escándalo. La zona ya había sido catalogada, por el Plan Hidrográfico de Galicia Costa, en un estado "peor que malo", y el marisqueo lleva paralizado una década sin que ninguna autoridad se sintiera preocupada. La razón principal es las graves deficiencias en la red de saneamiento de los municipios de Gondomar, Nigrán y Baiona. El río Miñor ya lleva, antes de pasar por la planta de tratamiento, valores superiores a 3000 Escherichia coli, una bacteria presente en las heces humanas, por cada 100 mL. La puntilla la pone la depuradora de Gondomar, que causa un incremento de estos valores a más de 5000 E.coli/100 mL aguas abajo. El descontrol es generalizado. Para poner un ejemplo, la plaza de abastosde A Ramallosa vierte directamente en las aguas del río Miñor, con más de 5000 E.coli/100 mL. El único punto positivo son los valores aceptables del río Belesar, que desemboca en la orilla sur de la Foz. Por si esto fuese poco, el río Muiños en su desembocadura en Playa América lleva cerca de 7000 E.coli/100 mL y ya ha habido casos de intoxicaciones por bañarse en este turístico arenal. Esperemos que las instituciones no esperen a que haya casos aún más graves para remediar el problema, mediante inversión en saneamiento y purificación. El dinero se gasta en cosas mucho menos importantes.

El informe completo se puede descargar a continuación (sólo en gallego).

Compartir: 

© 1995 - 2019 Equipo de investigación ECOTOX.